Después de dos intentos fallidos, desmoralizadores y crueles para pasar el examen práctico de manejo, ¡a la tercera vez LO LOGRÉ! Y repito lo que me dijo un amigo: «manejar en Canadá es como hablar inglés, crees que lo haces bien hasta que llegas acá». 

Por lo tanto, es mejor que te prepares muy bien.

Aquí están mis diez consejos basados en mi experiencia y en la de varios amigos que pasaron por lo mismo:

1-  Cuidado con la zona escolar

El examinador te hará pasar por un área escolar, obviamente sin avisarte. La velocidad máxima en esas áreas es de 30 km/hora (al menos aquí en Calgary)

Pareciera un consejo banal, pero es aquí donde falla mucha gente por lo siguiente: 

a- Si no conoces bien el área, chances hay de que no te percates que vas a pasar por un área escolar

b- Estarás nervioso(a), por lo que sin darte cuenta apretarás el acelerador para incoscientemente terminar el examen cuanto antes

c- Se te olvida mirar a cada rato el velocímetro del carro.

 

2- Presta atención a la señal de «Ceder el paso» (Yield)

CADA VEZ, si, cada vez que veas esa señal, recuerda que debes ceder el paso al conductor que va por la vía principal. No hagas lo que yo hice: yo le di paso solo a un carro aunque venían dos. ¿ Por qué? Porque pensé que lo correcto era un paso para ellos y un paso para mí, turnándonos.  (Reprobada de ipso facto).

 

 

3- La velocidad máxima indicada por las señales de tránsito es para mantenerla, ni más ni menos

Si la señal indica 100 km/h, se espera que los conductores manejen a esa velocidad, no a 80 o 60. Y eso es algo que el examinador vigilará que hagas. Si bajas la velocidad, el examinador te urgirá a que la subas hasta alcanzar la velocidad máxima. Evita ese estrés adicional.

 

4- Domina estacionar en paralelo

Es una máxima: «si no sabes cómo estacionar en paralelo, no presentes el examen». Practica hasta que lo domines.  

Si accidentalmente uno de los cauchos queda pegado a la acera, es una falta. Si estacionas muy alejado, también es falta.

Si no colocas los cauchos en la dirección indicada colina arriba o colina abajo… falta.

 

5- Incorporarse a la autopista

 

No frenes (a menos que sea necesario, obviamente). El examinador medirá la fluidez con la que te incorporas a la autopista.  

 

6- Mira los espejos retrovisores del vehículo constantemente

El examinador quiere ver si eres un conductor defensivo. Si actúas con cuidado al manejar, si anticipas los errores de los otros conductores.  

 

7- Antes de cambiar de canal, recuerda mirar por el retrovisor usando la fórmula: «izquierda- derecha- izquierda»

Revisa los puntos ciegos, mira sobre tu hombros, y exagera, sí, exagera, el movimiento de tu cabeza al voltear.  

8- Si tienes el derecho de vía y la luz del semáforo está en verde, mantén la velocidad, no la bajes 

 

Podrías perder puntos por falta de confianza al manejar.

 

9- La señal de «Pare» en el camino significa exactamente eso: pare 

Espera tres segundos antes de avanzar, cuidando siempre de ver si no hay nadie en la vía. 

10- Familiarízate con el área del examen

 

«Estudia» las señales de tránsito de la zona, obstáculos y límites de velocidad. 

 

Finalmente, aunque parezca obvio, practica todo lo que puedas, programa tu cita, ¡y supera el reto!

¡Suerte!